La pareja tiene la finalidad de ayudarnos a crecer. Existen aspectos de nosotros con los cuales difícilmente nos enfrentamos, pero la pareja pone al descubierto TODOS los aspectos de nuestro ser, tanto los negativos como los positivos.

Si observas, todas las personas de quienes te has enamorado, son diferentes a ti, y para lograr la relación de pareja debes mediar las situaciones, negociar a fin de evitar el justo medio.

Al existir desacuerdos se evidencian las diferencias de personalidad, del tipo de familia de origen, de las ideas y creencias de lo que es el mundo y la vida.

En toda pareja existen conflictos, existen manera sanas de enfrentarlos o bien pueden existir pleitos desgastantes que hagan más grande el problema. Puede ocurrir también, que los problemas no se hablen. Muchas veces es difícil enfrentar los conflictos y los problemas se van agudizando hasta que llega un momento en el que pareciera que no tienes nada que hablar con la persona con quien vives o bien, cuando hablan continuamente dicen lo mismo, empiezan por un incidente y acaban en la lista de todas las calamidades de hace 20 años.

Hay que anteponer el diálogo.

Sin embargo, esto no es fácil ya que al inicio de cualquier relación hay que hablar, hablar mucho de qué y cómo nos gusta vivir. A veces pensamos que si no piensan igual que nosotros están en contra de nosotros y entonces nos defendemos, nos aferramos a una idea y pensamos que así tiene que ser, sin embargo, nuestra pareja piensa igual y surge entonces el conflicto. Este puede resolverse pero siempre con respeto.

Respeto quiere decir que cada persona tiene derecho a manifestarse y que puedes entenderla no sólo intelectualmente, sino afectivamente, comprender sus circunstancias y sus motivos para actuar de determinada manera.

Sin embargo, también debes poner límites a lo que no te gusta o aquello que consideres vital para tu vida, sin perder el proyecto de vida con la pareja.

 

¿Cómo Trabajamos?

La terapia de pareja es sistémica, breve y focalizada, quiere decir que no toma mucho tiempo el arreglo de ciertas situaciones pues nos concentramos en puntos que te interese trabajar.

En las primeras sesiones se realiza el diagnóstico, en donde observamos: la manera en la que se comunican y se meta comunican (cómo lo entiende el otro, o qué mensaje distinto envía, respecto al mensaje que se quería comunicar), las áreas de conflicto, el grado de compromiso, etc., de tal forma que planeamos una estrategia de intervención.

Es necesario que consideres lo anterior, y termines el proceso, de lo contrario, sólo se remueven situaciones conflictivas, que “quedan al descubierto”, sin resolverse. En muchas ocasiones hay uno de los miembros de la pareja que no quiere asistir a la terapia, en este caso, se realiza una atenta invitación y no chantaje ni manipulación tal y como te mencionamos en “¿Qué es la Psicoterapia?” y en caso de que no desee hacerlo, puedes asistir a terapia de pareja de manera individual.

¿Cómo es eso posible?

Pues porque la pareja es un sistema que se encuentra en continuo equilibrio u homestasis y si un elemento se modifica, todo el sistema se modifica también. Así que no es pretexto el no asistir “porque mi pareja no quiere”.

Hazte responsable de tus propios conflictos o de tu personal manera de ver al mundo, y crece con tu pareja, no te estanques “por no perderla”.

Cambia tu habitual manera de hacer las cosas, que continuamente te han llevado a los mismos resultados, por un manera sana de amar y de negociar frente al otro. Por una comunicación no violenta.

En síntesis, el objetivo de la psicoterapia es ayudar a las parejas en conflicto a mejorar el nivel de satisfacción que obtienen de la relación conyugal. Nosotros proporcionamos a la pareja las herramientas y técnicas necesarias para que sean ellos quienes concilien los diferentes puntos de vista y cooperen en pro de soluciones mutuamente satisfactorias.

Trabajaremos incidiendo en las formas de interacción de la pareja y ayudando a modificar las percepciones y cogniciones individuales erróneas.

En Psicoterapia Integral tratamos:

  • Problemas de comunicación
  • Infidelidad
  • Resolución de problemas
  • Celos
  • Dependencia emocional
  • Maltrato en la pareja
  • Divorcio
  • Mediación
  • Parejas homosexuales