Te ayudamos a aclarar cualquier duda o temor que puedas tener sobre la terapia.

Preguntas y temores frecuentes

La terapia o psicoterapia es un proceso de aprendizaje y reaprendizaje sobre aspectos intelectuales, sexuales, físicos y emocionales. Mediante el análisis, la reflexión y los “rituales o tareas” se pretende una recuperación del significado y el goce de vivir.

A través de lo cotidiano, de lo rutinario perdemos el placer de vivir, no apreciamos aquello que tenemos pues pareciera que es para siempre hay una proverbio chino que dice “nada es para siempre” ni lo bueno, ni lo malo, ya que la vida pasa, todo se acaba, todo termina.

Sin embargo, nos da miedo cambiar y nos aferramos a situaciones pasadas o a “máscaras” de nuestra personalidad que en algún momento nos funcionaron pero que ahora resultan acartonadas, todo eso produce un profundo sufrimiento.

¿Qué otras cuestiones producen malestar?

En general todos los miedos, el miedo a sentir, el miedo a sufrir, el miedo al miedo.

A veces nos cuesta mucho trabajo enfrentarnos a nuestros miedos y generamos conductas mecánicas o máscaras para evitar ser dañados, humillados o destruidos, además de las máscaras generamos ideas negativas, ideas compulsivas que impiden que vivamos “ligeros”, con menos cargas o bien acudiendo a drogas y /o tranquilizantes que nos “anestesian” contra la angustia y la ansiedad.

También las expectativas desmedidas, la sensación de no tener control, pueden generar conductas repetitivas tales como la limpieza excesiva, el chismorreo, la crítica. Estas conductas sirven para “tapar” la sensación de vacío de nuestra existencia. Y en muchas ocasiones a pesar de lograrlo, nos es insuficiente aquello que obtenemos. ¿Por qué?

Porque nos empeñamos en buscar afuera y descuidamos nuestro interior. El resentimiento, el odio, el exceso de importancia personal obstaculizan un crecimiento pleno. O también el miedo al éxito, al fracaso, en síntesis miedo a tomar malas decisiones por lo que luego generamos relaciones de dependencia.

¿Quiénes necesitan psicoterapia?

Existen diversos tipos de psicoterapia, igual que diversos tipos de personas. Hay muchísimas actividades que ayudan también a reflexionar en torno a nosotros mismos como la yoga, la religión, las actividades altruistas y sobre todo, LA VIDA MISMA, quien nos pone pruebas, experiencias continuamente hasta que aprendemos de ella. De lo contrario, nos pasa una y otra vez lo mismo.

En este sentido requiere psicoterapia todo aquel que se encuentre en un conflicto y que considere que es tiempo de hacer un alto en el camino y aprender de la situación a fin de no repetir la historia, (de no hacer más de lo mismo) o bien hay personas que requieren terapia a fin de tomar una decisión trascendental, de manera que necesitan analizar muy bien la decisión.

En este sentido la psicoterapia es una ayuda que cualquier persona puede tomar en cualquier momento de su vida sin que implique una cuestión de “debilidad” o de “incapacidad”. El mayor problema es no reconocer que tenemos problemas.

Las personas buscan terapia psicológica por una gran variedad de razones, desde afrontar con grandes retos de la vida o traumas de la infancia, a lidiar con depresión o ansiedad, incluso por deseo de crecimiento personal y mayor conocimiento de sí mismos.

La terapia no es una herramienta reservada a las personas que sufren, puede ser un formidable recurso de vida para realizar plenamente su potencial, enriqueciendo los vínculos importantes que conforman tu mundo, y por tanto permitiéndote ser más feliz.


La terapia te ayuda a:

  • Reconducir situaciones que nos desorientan.
  • Vivir sanamente situaciones difíciles.
  • Prevenir estados considerados negativos que producen un sufrimiento evitable (salir de una depresión, superar el miedo al fracaso, manejar los sentimientos de culpa, lidiar y depurar resentimiento a través del perdón, regular los comportamientos adictivos)
  • Desarrollar la afirmación de ti mismo y aumentar la autoestima
  • Controlar miedos y fobias
  • Asimilar las pérdidas y el duelo

¿Qué tan largo es el proceso?

A diferencia de otras clases de psicoterapias, en Psicoterapia Integral te ofrecemos terapia breve, estratégica y sistémica, las cuales se caracterizan por ser de corta duración, pueden variar los procesos de los individuos según sus características personales, pero en general son procesos relativamente cortos, dependiendo del área de interés o del conflicto a tratar. Y por supuesto del nivel de autoconciencia del individuo, de sus áreas libres de conflicto y de los recursos psíquicos, afectivos e intelectuales de los que disponga.

A diferencia de “un curso”, la terapia pretende hacernos conscientes de nuestros problemas. Hacer consciente implica tratarlo tanto a nivel intelectual como emocional y ponerlo en práctica. En síntesis la duración depende del plan de trabajo como del nivel de salud mental, y de áreas libres de conflicto que el individuo posee.

Las terapias se llevan a cabo semanalmente, con sesiones de 50 minutos. Es importante la asistencia continua, la realización de “las tareas” y por supuesto la capacidad de hacer conciencia, lo cual viene dado por (coeficiente intelectual, personalidad, interés, empatía, inteligencia emocional, mecanismos de defensa y disposición de aprender).

Proceso corto, quiere decir que puede tener máximo un año de duración. Se llama corto porque a diferencia del psicoanálisis, no requiere de años de trabajo, sino que en la terapia breve trabajamos con un “foco” que es el motivo de consulta sumado a lo que el terapeuta observa y retroalimenta a las personas. A partir de ello, se realiza un plan de trabajo; es fundamental que piensen en que es un proceso y no son suficientes una o dos sesiones para observar resultados.

Esto es importante señalarlo, sobre todo en lo que a terapia de pareja se refiere, pues hay muchos, miles de discursos en torno a la pareja, al amor, a la familia y en ocasiones las personas que acuden a terapia llegan con la fantasía de que los terapeutas les digan lo que ellos creen o lo que quieren escuchar. Cuestión que no siempre es así puesto que nosotros estamos entrenados en terapia grupal (familia, pareja y grupo) y contamos con técnicas psicológicas para el abordaje serio y profesional de las personas, no damos “consejos”. Brindamos una retroalimentación basada en una evaluación en asuntos relativos a: la constitución del problema, la manera de resolverlos, los mecanismos que lo impiden, el nivel de conciencia del problema, entre otros.


El terapeuta

Es importante que al elegir al terapeuta, éste sea psicólogo con especialización, pues si bien los psicólogos manejan “técnicas de contención de emociones y de procesos”, no todos están entrenados en la psicoterapia y menos aún se han psicoanalizado (requisito indispensable para ejercer). También hay profesionales de otras áreas que han decidido especializarse y dar terapia sin tener bases fisiológicas, neurológicas de los individuos y pueden cometer errores con pacientes de cierto riesgo como son pacientes bipolares, ansiosos con riesgos suicidas o borderline.

Duración de la terapia: Dependiendo de cada persona y del tipo y cantidad de problema de que se trate, la terapia puede durar desde unas pocas sesiones hasta varios meses. Así mismo, cuanto más motivada esté una persona y más ganas tenga de trabajar por superar sus problemas, mayores serán las probabilidades de éxito.
Un paciente y un terapeuta pueden trabajar juntos por 5 o 6 sesiones o durante muchos años, dependiendo de las necesidades únicas del paciente y las metas personales de la terapia.


¿Podemos asistir aunque sólo seamos novios? 

Por supuesto, el noviazgo es una buena etapa para conocerse, de ahí que sea posible tomar terapia de pareja sin ser un matrimonio. Este tipo de terapia dura cinco sesiones aproximadamente y permite a la pareja tomar en cuenta cuestiones de trascendental importancia para establecer un compromiso

Mi esposo/a, novio/a, no cree en la terapia y se rehúsa a venir

¿puede arreglarse la situación si acudo sola/o? 

Claro, sobre todo en la pareja y en la familia extensa que vivan juntos al cambiarse las pautas de interacción de algún miembro, las pautas de todos los demás integrantes de la familia cambian también.


Yo creo que lo necesita más mi hijo que yo, ¿cómo le hago para convencerlo? 

Hay que tener cuidado en este tipo de “invitaciones” hacia la persona que nos “preocupa”, es más sano y más honesto decir: “estoy preocupado por ti, aquí observo …, creo que sería mejor si asistimos con algún profesional que nos oriente, ¿por qué no vamos juntos?”

Recuerda que la psicoterapia es un proceso de crecimiento y de cambio pero con convencimiento y con libertad, nadie puede tomar la decisión por ti, pues eres un ser libre y consciente, tampoco podemos tomar las decisiones de la vida de los demás nosotros mismos, es asumir una responsabilidad que no nos corresponde y podemos dañar más de lo que ayudamos.


Nuestra metodología de trabajo

Todas las sesiones duran 50 minutos, en la primera o segunda sesión se hace un diagnóstico y a partir de ahí un plan de trabajo. Las sesiones son secuenciadas semanalmente y aunque son intervenciones breves, la duración de la terapia depende del interés y compromiso de los participantes.

Nuestro enfoque es de terapia breve, lo que quiere decir que trabajamos con el motivo de consulta y con un plan muy específico de intervención. Para la terapia de pareja, utilizamos el enfoque sistémico, para tratar estrés, crisis de pánico y bajar de peso con hipnosis utilizamos terapia cognitivo conductual.

En la terapia individual, utilizamos terapia estratégica, también breve. Es de lo más divertida.

¡Conócela!

En los talleres tenemos diversos enfoques pues en psicoterapia Integral, creemos que el mundo es plural y múltiple y por ello contamos con diversos especialistas en diferentes temáticas.